Cuando el sol nos abandonó

Le decimos Turrialba por dos posibles: o Torre Alba, en aragonés, o Turiarva, en lengua indígena. 

Despertamos a eso de la madrugada y sacamos las escobas. Mamá desde hace días había dejado el felpudo para limpiar los vidrios del preciado Renault 30TS de papá. Ya iba para 40 años y todavía tenía ese vivo color verde moco en la carrocería, ahora bajo una capa gris.

Continue reading “Cuando el sol nos abandonó”