Dejemos de sabotearnos

De todos en el planeta, la persona que más ha saboteado tus logros, sos vos.

Vos, no un factor externo, detenés todo lo que has querido hacer, esa enorme cantidad de cosas en tu mente. Pero echarle culpa al resto del mundo es más fácil y suena más bonito.

Hace un par de años viajé a Estados Unidos para participar en dos conferencias de escritores. El manuscrito que llevaba tuvo excelente recepción: trece agentes literarios lo querían. Pero dos años después, la novela sigue en una carpeta perdida en el laberinto del escritorio de mi computadora. Ninguno de los agentes la aceptó.

Continue reading “Dejemos de sabotearnos”