Las mujeres son pasajeras

Nuestra sociedad no permite la independencia por la misma contradicción de su realidad. Parece que flotamos en un estado permanente del que “peca y reza, empata”.

El año pasado mi novia se fue a viajar por Europa durante tres meses. Habría largos periodos en donde estaría sola (verdaderamente sola) y en otros tramos estaría con familia o amigas. No estuve incómodo, más bien siempre he fomentado la idea de viajar en solitario, algo que he tenido la dicha de hacer.

Continue reading “Las mujeres son pasajeras”

Advertisements