Mensajeros alados de Satán

No soy un hombre ordenado, lo acepto.

Hace ocho meses me cambié de apartamento dentro del mismo edificio. Buscaba más privacidad y no estar totalmente frente a la calle. En el momento, confié en el criterio del casero que me dijo: “el apartamento está fumigado,” y no seguí el consejo de mi madre de siempre fumigar antes de meter los muebles.

Continue reading “Mensajeros alados de Satán”

Estás demasiado conectado

Ayer logré enganchar una entrevista para un artículo, para el cual llevo alrededor de un año de estar investigando. Cuando llegué a la oficina de él y le conté la razón por la cual lo iba a entrevistar, se acomodó en la silla, se desajustó el nudo de la corbata y me sonrió nerviosamente. Me sentí como estos periodistas experimentados de las películas.

Continue reading “Estás demasiado conectado”