No esperés a ese momento

Queremos que venga un momento que nos ilumine, inspire e impulse a hacer un cambio. Pero podemos perder mucho tiempo esperando.

Advertisements

Fueron tres las personas que tuvieron que esforzarse para pasarme de la camilla a la mesa de rayos X. Fría, igual que el aire cortante que me rodeaba. Pero apenas mis tobillos, mis pantorrillas y mis muslos tocaron el frío, me di cuenta tenía sensación en las piernas. Me alegró el frío. Especialmente cuando hace poco más de media hora, no podía mover ni mis brazos ni mis piernas.

La máquina de rayos X se acercó, como si estuviera examinando mis pensamientos. Entre zumbidos y pitos, comenzó a analizar todos mis huecos. No sé si logró ver la frustración que corría por mi cuerpo.

“¿Esto es todo? ¿Aquí se termina?” En cuestión de un segundo, todo cambió. Pasé de tener la opción, la alternativa, de elegir a que mi movilidad estuviera en vilo.

Continue reading “No esperés a ese momento”

La vas a cagar

El peor error que podemos cometer es pensar que nunca vamos a equivocarnos

La vas a cagar. Galácticamente. Y es lo mejor que te puede pasar.

Hace cuatro años, llegué bien temprano a la oficina. Tenía una energía positiva. Saludé a una compañera, sin notar algo diferente, y me senté en mi cubículo. En cuestión de minutos, me llegó un mensaje de ella por Whatsapp.

“¿Vos llamaste a fábrica para pedir los repuestos de los equipos que revisamos ayer?”

“Sí. Llamé a Juan directamente, ¿por?”

Continue reading “La vas a cagar”

La pasión no es suficiente

Una idea nos apasiona. Pero necesitamos más que sólo pasión para convertirla en algo real

Muy dentro de nuestras mentes, hay una idea, un sueño, que niega irse. Es un virus de pasión. Durante años, nos ha mantenido despiertos incontables noches. Durante días, nos han desconcentrado de las labores diarias. Queremos que se cumpla. Haríamos lo que fuera para que se cumpla. Ese virus, esa enfermedad, esa pasión nos genera una pequeña obsesión que se puede convertir en algo muy grande.

Cuando tenemos el virus de la pasión por un sueño, pueden pasar dos cosas. La primera es que nos debilita al principio—tal vez intimidándonos con su magnitud, o abrumándonos con lo lejos que se ve—pero luego nos hace más fuertes. La segunda es que sea tan poderoso, es tan determinante en nuestras vidas que sólo queremos dedicarnos a eso y nada más. Nos inmoviliza. Por esto, tenemos que tener cuidado en obsesionarnos sólo con la pasión.

Continue reading “La pasión no es suficiente”

No vas a lograr todos tus sueños, y no hay problema.

Durante años, tuve miles de proyectos sin atender en mi mente; me frustraba al verlos agarrar polvo. No fue sino hasta que me di cuenta que no los podía hacer todos, que comencé a hacer algunos.

Crear contenido, visitar todos los países, emprender en miles de nuevos negocios, ser maestro en todas las herramientas, tener todos los hobbies: todo lo que has soñado. Especialmente si sos una persona talentosa, creativa o inteligente. Pero no vas a poder hacer todo lo que querés en la vida.

Continue reading “No vas a lograr todos tus sueños, y no hay problema.”

El contenido auténtico es la clave

En este momento la cantidad de gente que verdaderamente le importa lo que estás haciendo es poca, poquísima.

La energía de nuestros tiempos y el exceso de información, obligan a muchos a ignorar a la mayoría de contenido, sea bueno o malo.

Cada día más personas se harán un blog, su propio canal de Youtube, o serán emprendedoras, etc. El crear contenido que realmente cale se convierte en algo cada día más difícil.

Continue reading “El contenido auténtico es la clave”

La porno de la felicidad

El mundo que nos rodea parece estar mucho más feliz que nosotros, y queremos ser parte de él.

No hay nada más motivante que ser seguidor de alguna cuenta cool en Instagram, Twitter o Youtube, sea de viajes, de estilos de vida o de negocios.

Que les paguen por cada mil vistas o que la cuenta de aquella muchacha que lo único que hace es ponerse ropa y subir fotos tenga un millón de seguidores y le patrocinen dicho estilo de vida, parece el Shangri-La de nuestras vidas.

Continue reading “La porno de la felicidad”