Alejate de ESA persona

Aunque rehusemos aceptar que somos negativos, la mayoría en la sociedad lo es. Y necesitamos romper ese esquema.

Así como hay personas que le dan la bienvenida a comprender energéticamente a nuestro ambiente, existen aquellos que rechazan creer en la energía.

En vez de “evangelizar”, o cosas por el estilo, sobre el impacto que tiene la energía de otras personas en nosotros, la idea de este artículo es otra. Busco que, por el tiempo que tome leer este artículo, veamos las cosas de manera diferente.

Desde luego, podrán rechazar o aceptar lo que he escrito.

Veámoslo como un recuento de experiencias de la mejor referencia posible: la gente que nos rodea.

Planteemos el siguiente escenario: Vos estás en un supermercado, en el pasillo de licores y snacks (que siempre están estratégicamente uno al lado del otro), y te encontrás a una amistad luego de años sin verse.

Inevitablemente llega la pregunta: “¿cómo has estado? ¿Cómo va esa vida?”

Existen preguntas difíciles de contestar y esa, especialmente considerando que se tienen cinco o diez minutos para responder. Es prácticamente un exámen de nivel Ph.D., como diría mi amiga Swati.

Si a esta peculiar situación, le agregamos otra arista, se vuelve más interesante.

Por una serie de factores externos que son casi permanentes (estrés, imágenes de violencia en los medios, la presión social de cumplir con estándares, problemas de salud, etc.), y factores internos que vienen ya en nuestro disco duro mental, Conforme evolucionamos como sociedad, somos más emocionalmente negativos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
La felicidad parece ser una isla.

Ahora, ¿por qué internos? ¿Por qué decir que vienen en nuestro disco duro? Si yo soy una persona positiva.

Fisiológicamente, nuestro cerebro procesa las emociones negativas y positivas en hemisferios diferentes.

Las negativas son procesadas desde un aspecto analítico, la información se procesa más a profundidad, usualmente en el hemisferio izquierdo, para encontrar el por qué, aunque queramos a no. Esto hace que calen más en nuestra memoria.

Una emoción positiva no requiere mucho análisis. Es un efecto que trae bienestar y podríamos decir que, más bien sobre-analizar una emoción positiva haría que esta pierda su encanto.

Estas dos razones hacen que nosotros nos recordemos a mayor grado de las experiencias negativas que las positivas. Estar feliz es un evento aislado.

Esto nos diría que las emociones negativas tienen, por tan pequeñas que sean, un impacto más profundo en nosotros que las positivas.

Les recomiendo estos dos textos, en donde tratan a profundidad este tema:

Clifford Nass, en su libro El hombre que mintió a su computadora portátil, y Roy Baumeister en su artículo Lo malo es más fuerte que lo bueno.

Volviendo al escenario en donde nos topamos a una persona, ahora es más claro que las primeras palabras que diga esa persona afectarán nuestra percepción de ellas. Después de todo, son únicamente cinco minutos, o diez, lo que uno va a tener.

Cinco minutos de energías negativas serán peores que cinco minutos de energías positivas.

La famosa pregunta:

Entonces, decidí ponerle atención a cómo responde la gente en el momento que uno lanza el: ¿cómo has estado?

Me di cuenta que la mayoría de las personas, sino todos, tendrán algo de qué quejarse. Están, o estamos, acostumbrados a que la conversación comience en un tono negativo.

Es más, un gran porcentaje toma como sorpresivo el comentar algo bueno.

Existían momentos en donde era, para la mayoría de la gente, hasta incómodo escoger las palabras adecuadas cuando tenía un tono positivo.

Era más fácil seguir la conversación cuando se tenía un tono negativo. Frases como “te entiendo”, “ay, sí, qué pereza, ¿verdad?”, “y esas presas, ¿para qué fuiste?” sobraban en el ambiente.

Faltaban frases como: “qué bonito escuchar eso” (Es lógico, ¿cómo se va a decir uno eso cuando la gente sólo se queja?), “a darle con fuerza porque ese proyecto suena muy bonito”, o ¡inclusive la siguiente! “Contame más.”

Es claro que estar positivo en una sociedad perpetuamente negativa es difícil. También lo es salirse de la negatividad. Sin embargo, podríamos aventurarnos a hacer una analogía agresiva.

Es fácil comer comida rápida, es fácil comprar gaseosas y papas fritas en el supermercado, ya que usualmente es o más rápido, o más barato, o las dos.

Sin embargo, sabemos, y es casi que imposible considerarlo un secreto, que estos productos son malos para nuestro cuerpo.

Nos lo pasan recordando todos los días. Sabemos que tenemos que comer más saludable: vegetales, harinas integrales, proteínas magras, bastante agua, etc. Es cuestión de tomar la decisión y enrumbarse en ese camino. Las recompensas vendrán.

P9022956.JPG
A sonreir, aún cuando no se es de carne y hueso

Podríamos decir que es fácil estar en un ambiente negativo, es fácil ser una persona negativa.

Entonces, si sabemos que la negatividad tiene un impacto en la salud mental de la gente, es claro que hay que hacer el esfuerzo para salirse de dicha mentalidad; desde conversaciones positivas, y evitar las negativas, hasta analizar cuáles personas emiten las energías negativas que uno quiere omitir.

Estas personas son aquellas a las cuales hay que abordar de manera objetiva, ya que dejar de hablarse puede ser que no sea una solución. (O puede ser que sí).

Después de todo, el doctor William James, a quien varios consideran el padre de la psicología estadounidense, dijo:

“Si uno actúa como tal persona, se convierte en tal persona.”

Como dije en el principio, este es un ejercicio de diversificar nuestra opinión sobre la sociedad que nos rodea, para que así podamos canalizar nuestras energías para tener un impacto positivo en otras personas.

O, tal vez, el impacto será sobre nosotros mismos.

 

 

 

Advertisements

Author: Bernardo Montes de Oca

Journalism. Writing. Life. Periodismo. Escritura. Vida.

Leave a Reply/Comentarios

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s