La hipocresía de un nuevo año

Tal vez esté haciendo un error al escribir esto ya que yo caigo, a veces, dentro de la misma hipocresía de depender de una fecha para llegar a algo, para plantearme propósitos y darme cuenta, a medio año, que no los cumplí. Por eso, luego de mis “vacaciones” del blog, decidí abarcar un punto de vista diferente.

Ambición y realismo

Durante años, y comenzando en la adolescencia, mis metas del fin de año estaban llenas de ambición. Ambición y mucha inmadurez. Algunas las obtuve y otras no y, mientras estallaban los juegos pirotécnicos en el horizonte, que me ahuevaba por aquellas que no cumplí. Ahora me doy cuenta que tenemos buena memoria para lo malo y mala memoria para lo bueno. Todo es al revés.

La realidad es que las cosas toman tiempo, a veces mucho, y si uno se pone a ver los números, un año realmente es poco. A veces, como dije anteriormente, la motivación se va en el momento que nos damos cuenta que el reloj está pasando.

Aquellas metas que poníamos tal vez apuntaban muy alto, o eran completamente irrealistas, lo único es que no lo veíamos. No significa que hay que olvidarlas, sino cambiar el punto de vista por las cuales las atacamos. Además, de analizar cuáles tenemos que sacrificar. Todo lleva sacrificio.

El concepto del tiempo

Tal vez lo único en que sirve un año nuevo es que numéricamente todo se reinicia. Comenzamos con el día 01 del 01 y nada más. No hay excusas. Eso y el gomón que maneja la mayoría de la población los inhibe de pensar mucho. Y luego, comienza el contador. Nos estresamos cada día que pasa y estamos sentados en donde no queremos estar. Ya para mitad de año el peso sigue igual, aquel idioma se quedó en Je suis, Ich Bin o I am y ya. Al menos podemos decir que aprendimos algo.

Realmente el tiempo, sin adentrarse mucho en lo físico teórico, es un concepto que nos abruma cuando depende de nosotros cómo controlarlo. ¿Por qué no poner metas a medio año? ¿Por qué no revisitar las metas cada tres meses? ¿Será la consistencia lo que nos falla? La excusa del tiempo es más fácil porque todos lo vemos: la consistencia depende de cada uno.

Acciones no propósitos

Como seres humanos, nos motivamos al ver resultados. Lo abstracto es difícil de seguir, no es palpable y, no sólo no lo ve el resto de personas, si no que, a veces, ni lo vemos nosotros. De repente “ser más amable” es una meta totalmente abstracta y seguís siendo el mismo amargado todo el año.

Sin embargo cuando vemos que las cosas suceden, nos motivamos. Un detalle da a otro, una acción concreta y exitosa lleva a dar otra, el impulso crece y se da una avalancha de pequeños logros. Por eso creo en acciones y no propósitos. Desde levantarse temprano todos los días, hasta escribir algo todos los días. Desde hacer una lista y marcar todos los logros hasta entrar a un gimnasio sólo para verlo. Dice mi padre: el diablo está en los detalles.

Frustración

Esta imagen lo resume todo.

Jessica Hagy
There’s only one way to break this

La frustración siempre va a existir. De ella salen muchas cosas buenas.

El pasado

Antes de ponerme metas y propósitos, prefiero ver el año que viví y todo lo que aprendí. El 2014 para mí fue una experiencia de aprendizaje. Desde la pérdida, hasta ganar experiencia. Tuve miedo y estuve feliz. Lloré y me alegré. Hasta grité los goles de la sele (y eso que ni sigo el fútbol).

A veces la presión que ejercemos en nosotros mismos para cumplir con el futuro no nos permite disfrutar ni de lo bonito del pasado, ni del presente. Irónicamente desconectarse de las metas por un momento nos permite disfrutar todo lo que nos rodea, al menos por un instante.

En fin, este post parece un anuncio de Coca Cola. Cada año nuevo sí sirve para tomar acción. Y también sirve tomarlas en Junio, en Julio, Octubre o ya mismo. Que el 2015 traiga éxitos, y hay que cosecharlos.

Aquí va una foto de  un Koala sacando la lengua.

A veces hay que sonreír
A veces hay que sonreír

Pura vida.

Advertisements

Author: Bernardo Montes de Oca

Journalism. Writing. Life. Periodismo. Escritura. Vida.

Leave a Reply/Comentarios

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s