Ferguson: ¿quién es el culpable?

NOTA: Luego de la corrección del abogado Alejandro Gomez, lanzo el texto de nuevo. Contenía una descripción equivoca.

Ayer se absolvió al oficial Darren Wilson por el asesinato de Michael Brown. El jurado consideró que él actuó en defensa propia y que en ningún momento atacó al jóven de 18 años, de piel negra.

Luego de una larga conferencia de prensa, el fiscal de St. Louis, Missouri, resumió el veredicto a lo siguiente: Wilson se defendió, los testigos decían que Brown nunca huyó, más bien encaró al oficial, y en ningún momento, el joven actuó de manera defensiva.  Las lesiones del oficial (moretones y “raspones”) indicaban que el joven lo atacó. El oficial tan sólo estaba cumpliendo con su deber.

El oficial Wilson manejó cerca de los dos jóvenes y les dijo que se acercaran a la acera. Brown estaba cerca del carro del oficial y de acuerdo al policía, hubo una lucha en donde se activó el arma, pegándole en el dedo al joven Brown. Luego, este huyó y el policía disparó seis veces más. Los testigos no pudieron afirmar si Brown, luego de huir y detenerse por un momento, se había vuelto hacia el oficial (una de las historias), había huido (otra versión) o se había quedado con las manos en alto (la tercera).

Hoy se envían 1900 unidades de la guardia nacional a Ferguson, pueblo donde sucedió el asesinato.

Darren Wilson es un oficial blanco que dijo, de acuerdo a la última entrevista, que no se arrepentía de sus acciones, las repetiría si la situación se daba de nuevo. Su formación como policía lo caracterizó como tranquilo, casi indetectable en el radar y de buena conducta. Michael Brown era un joven de casi dos metros de altura y 132 kg de peso. Sus conocidos y profesores lo reconocían como un gigante gentil que nunca se metía en problemas. Pareció coincidencia que justo en el pináculo de la controversia por el caso, se filtró un video de una tienda de conveniencia en donde salían Brown y un conocido robando cigarrillos y empujando a un empleado que trataba de que no se fuera.

Luego de haber sido evaluado por médicos, el oficial fue puesto en libertad y el caso se convirtió en el centro de atención de EEUU. Ferguson, un pueblo en donde 30% de la población es negra, estalló en llamas, violencia y resentimiento. Darren Wilson debía ser culpable. Michael Brown, un joven con el futuro por delante, aunque un poco atropellado, no merecía morir.

El jurado fue preseleccionado y consistía en 9 blancos y 3 negros. Se discutió durante horas y se presentó toda la evidencia y todos los testimonios. Fue el jurado quien decidió que el oficial Wilson era inocente.

Ahora, el oficial Wilson se casó y continuó con su vida. Mientras tanto la población de Ferguson busca venganza. La pregunta es: ¿quién es el culpable?

Advertisements

Author: Bernardo Montes de Oca

Journalism. Writing. Life. Periodismo. Escritura. Vida.

Leave a Reply/Comentarios

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s