Sobredosis de motivación

¿Estamos demasiado motivados?

Los medios nos bombardean cada vez más con pasos para ser exitosos, los top diez hábitos para ser productivo, las costumbres más equivocadas del profesional, etc. Pero, ¿realmente sirven?

La mayoría lo hemos vivido: estamos sentados en nuestros puestos de trabajo, pocos los privilegiados de estar en cubículo privado, rodeados de paredes en todos apagados, con un aire acondicionado que solamente recircula los gérmenes de nuestro compañero que lleva más de una semana engripado y en este ambiente, luchamos por encontrar motivación. Pero, no debería ser así. Somos la generación más informada y con más opciones que haya existido.

Tal vez ahí mismo radica el problema: ¿estamos demasiado motivados?

En una era en donde la información llega más rápido de lo que podemos y queremos procesarla, nos inundan de motivación. Los medios resumen de manera concisa y directa cómo obtener resultados y sentirnos motivados. ¿Quién no ha leído los siguientes titulares? Los 6 hábitos que tenés que dejar de hacer para ser exitoso. Las 10 cosas que hay que hacer para ser un profesional exitoso. Toma tu decisión ahora: los cinco caminos al éxito. Ser empredendor. Salirse de la zona de confort. Sé. Éxito. Haz.

El Genio de Quino
Mafalda y su mundo dibujado tan real

Para agregar a esta presión, es normal que cometamos alguno o varios de los lineamientos que se mencionan, ya sean malos o buenos (nadie quiere ser el que cumple con los 10 peores hábitos de un profesional). Entonces, cuando sí cumplimos, surge la pregunta, ¿si hago todo esto entonces por qué no logro motivarme? ¿Por qué no logro ser exitoso?

Primero, hay que partir de una definición de éxito que es totalmente abstracta. Está definida por una sociedad que poco se preocupa por el individuo. Eso somos: individuos. El éxito se debería medir individualmente. En ninguno de los 15 artículos que leí la mañana del viernes (evidencia de su ligereza) ninguno mencionó directamente la satisfacción. Mientras existen algunos artículos sumamente directos y correctos (en inglés), la mayoría no mide el éxito como una combinación de: logros, satisfacción, respeto laboral y calidad de vida.

El éxito va a ser una definición subjetiva y en estos momentos, cuando nuestra pequeña aldea global se convierte cada vez más en un manchón casi gris de pensamientos supuestamente similares, perdemos nuestra propia definición por querer satisfacer un estándar impuesto por el misterioso ente que es la sociedad: nadie y todo a la vez.

Luego, hablamos del tiempo como si éste no existiera. Ninguno de los artículos menciona que cambiar hábitos es probablemente lo más difícil que se puede hacer en una persona. En nuestra pequeña empresa familiar, nos hemos enfrentado a cambios de cultura organizacional que han tomado tres años y continúan presentando retos. En casos individuales, han sido esfuerzos de aproximadamente año a año y medio para inculcar un cambio en las personas. Una vez que se da el cambio, se tiene que dar el seguimiento. Esto toma de meses a años, con cada persona cambia.

No es tanto de tomar una definición de éxito e implantarla en una persona, sino de creer en el individuo y motivarlo. Para esto, necesitamos conocerlo: en realidad, ¿qué lo motiva? ¿qué nos motiva a que él o ella tenga motivación? ¿Cómo logramos esa transmisión de lo que yo pienso a lo que esa persona crea?

Beautifully summarized
I wonder if they all have one

Ningún artículo menciona estos aspectos: conocer a la persona, invertir tiempo, creer en la persona y hasta invertir esfuerzo propio. Porque de hacerlo, nadie se motivaría. A nuestro ritmo de vida, un año parece mucho tiempo cuando en realidad no debería comprender más de un 1.4% de nuestra vida total (para los amantes de las mates).

Finalmente, no hablan de que los cambios toman disciplina. Es fácil decir que si cambiamos cierto hábito seremos más exitosos pero no hablan de que los hábitos pueden volver a darse. Tampoco hablan de los momentos en los cuales estos hábitos se pueden dar más a menudo (en la tarde contra la mañana, a final de mes, en picos de trabajo, en situaciones de estrés). Estos son especialmente difíciles cuando involucran verse en el espejo: los cambios que tenemos que hacer en nosotros mismos requieren de la noción de que no van a ser inmediatos. Es valiosísimo entender también que uno está logrando mucho con reconocer estos errores.

Entonces, en esta verdad a medias que nos colocan los medios, podemos encontrar motivación y debemos dosificarla. Estos artículos son valiosos que resaltan algunos hábitos que podrían ser detrimentales para el desempeño profesional. También, son de cuidado, porque nos podrían forzar a pensar que los cambios son inmediatos. Y que un escritor freelance a quien pagan por escribir artículos motivacionales sabe cómo manejarnos como profesionales.
Si queremos ser mejores en nuestro campo profesional, es muy útil vernos a través de otros ojos. Las conversaciones entre compañeros laborales que provean un punto de vista objetivo son valiosas. El reconocer cuáles son nuestras fortalezas y nuestras debilidades es un gran paso hacia el crecimiento y finalmente comprender que todos los cambios que nos planteamos tendrán efecto, luego de inyectarles disciplina, tiempo y esfuerzo. Después de todo, nadie dijo que era fácil.

Advertisements

Author: Bernardo Montes de Oca

Journalism. Writing. Life. Periodismo. Escritura. Vida.

3 thoughts on “Sobredosis de motivación”

  1. Interesante. Si, hay un cierto exceso de motivación, pero, ¿es esa la motivación que buscamos o queremos? Pienso que el éxito en realidad lo han materializado demasiado en la cultura. El éxito es algo que es único, de cada uno. Eres exitoso en la medida que tu mismo te pones tus metas (y las pones frente a las metas que te impone la sociedad) y las vas cumpliendo. Esas metas son las que te deben motivar día tras día y tu ser tu propio agente de cambio.

    Like

    1. Totalmente de acuerdo. Gracias por el comentario. Lo interesante es cuando juzgan las metas que uno se impuso porque no se acercan tanto a la “realidad” y lo “ideal”. Me pareció sumamente acertado tu comentario: materializar el éxito

      Like

Leave a Reply/Comentarios

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s